Nick Brandt y la Fundación Big Live

27 de febrero, 2021 - Fotografía y conservación - Comentar -

Nick Brandt es un fotógrafo inglés que trata la fotografía de animales salvajes (normalmente de África Oriental) de forma artística, como contraposición al estilo normal del género de fotografía de animales salvajes. Sus fotografías, de un increíble romanticismo e impregnadas de una plasticidad casi pictórica, recuperan los antiguos senderos de la nostalgia, esplendor y belleza de un continente indómito de naturaleza salvaje, tan infinitamente hermoso como cruel, extenso y lleno de contrastes, e increíblemente seductor como es África.

En 2001, Brandt se embarcó en su primer proyecto fotográfico: una trilogía de trabajos para conmemorar la desaparición de la grandeza natural de África Oriental. Este trabajo guarda poca relación con la típica fotografía de vida silvestre en color y estilo 

documental. Las imágenes de Brandt eran principalmente retratos gráficos más parecidos a retratos de estudio de sujetos humanos de una época mucho anterior, como si estos animales ya estuvieran muertos hace mucho tiempo. "Las fotografías resultantes se sienten como artefactos de una época pasada". Usando una Pentax 67II con dos lentes fijos, Brandt fotografió en una película en blanco y negro de formato medio sin teleobjetivo ni lentes de zoom. 

Un libro de la fotografía resultante, "On This Earth", se publicó en 2005 y constaba de 66 fotografías tomadas de 2000 a 2004 con presentaciones de la conservacionista y primatóloga Jane Goodall , la autora Alice Sebold y la crítica de fotografía Vicki Goldberg . En el epílogo, Brandt explicó las razones de los métodos que utilizó en ese momento: "No me interesa crear un trabajo que sea simplemente documental o esté lleno de acción y drama, que ha sido la norma en la fotografía de animales en la naturaleza. Lo que me interesa es mostrar a los animales simplemente en el estado de Ser. En el estado de Ser antes de que ya no estén. Antes, al menos en la naturaleza, dejen de existir. Este mundo está bajo una terrible amenaza, todos Para mí, toda criatura, humana o no humana, tiene el mismo derecho a vivir, y este sentimiento, esta creencia de que todos los animales y yo somos iguales, me afecta cada vez que encuadro a un animal en mi cámara. las fotos son mi elegía para estas hermosas criaturas, para este mundo desgarradoramente hermoso que se desvanece constante y trágicamente ante nuestros ojos ".

Al regresar a África repetidamente de 2005 a 2008, Brandt continuó el proyecto. El segundo libro de la trilogía, "A Shadow Falls" , fue lanzado en 2009 y contó con 58 fotografías tomadas durante los años anteriores. En la introducción, Goldberg afirma: "Muchas imágenes transmiten una extraña sensación de intimidad, como si Brandt conociera a los animales, los hubiera invitado a sentarse frente a su cámara y tuviera la intuición del personaje de un retratista ... tan elegante como cualquier arreglo de Arnold Newman para sus grandes logros humanos". 

En introducciones adicionales, el filósofo Peter Singer , autor de Animal Liberation , explica por qué las fotografías de Brandt hablan de una creciente conciencia moral humana sobre nuestro trato a los animales: "Las fotografías nos dicen, de una manera que va más allá de las palabras, que no somos dueños de este planeta, y no son los únicos seres que viven en él que importan". 

En 2013, Brandt completó la trilogía con "Across the Ravaged Land". El nuevo trabajo ofrece una visión más oscura de un mundo todavía lleno de una belleza deslumbrante, pero ahora trágicamente contaminado y desapareciendo rápidamente a manos del hombre. El libro es la culminación de más de una década de trabajo, durante el cual las poblaciones de elefantes, leones y otros mamíferos grandes han caído vertiginosamente. Durante esos años, la agudeza de la visión de Brandt y su apego a sus sujetos se han intensificado. Sus imágenes de animales resuenan con una idea simple: que las criaturas sensibles en sus retratos no son tan diferentes de nosotros y tienen el mismo derecho a vivir.  Además de sus poderosos retratos de animales, Brandt explora nuevos temas, ya que los humanos hacen una aparición en su trabajo por primera vez en la forma de los guardabosques, cuyo trabajo es proteger a los animales. También "repobla" el paisaje épico con restos de animales que encuentra o presenta, incluidas cabezas de trofeo de cazadores que miran hacia las tierras donde una vez vagaron, y conservó aves y murciélagos calcificados en lagos de soda, que parecen posar para sus retratos. vivo de nuevo en la muerte.

    

En 2014, Brandt regresó a África Oriental para fotografiar los cambios cada vez mayores en el mundo natural del continente. Para la serie "Inherit the Dust" Brandt fotografía el impacto del hombre en lugares donde los animales solían vagar, pero ya no lo hacen. En cada lugar, Brandt erigió un panel a tamaño natural de un retrato de un animal (que había fotografiado en proyectos anteriores), colocando los paneles dentro de un mundo de explosivo desarrollo urbano, fábricas, terrenos baldíos y canteras. Luego fotografió el retrato del tamaño de una valla publicitaria en los vastos y caóticos ambientes del África contemporánea. Así pues, una fotografía de tamaño natural, hecha con película en blanco y negro, y luego impresa en el tamaño de una pequeña pantalla de cine. Las impresiones a tamaño de pared resultantes son hermosas e impresionantes, así como muy perturbadoras. Transmiten los amplios espacios y la luz del África contemporánea con una inmersión cinematográfica y unos detalles increíbles. Cuando se encuentra frente a sus imágenes, el espectador es transportado a las escenas – a veces con asombro, asombro y alegría, y otras veces con una tristeza abrumadora, desesperación y repugnancia. 


En su web podemos ver dos vídeos en los que nos habla de este trabajo. En uno de ellos se trata como he dicho de cuáles fueron las motivaciones y del concepto, de cómo se concibió esta serie de espectaculares y profundas fotografías. En el otro nos habla de la compleja puesta en escena de las fotografías, el cómo se hizo de la serie. Ambos vídeos creo que son muy interesantes, aunque están en inglés. 

En el que colgamos a continuación se pueden activar los subtítulos, luego haciendo clic en configuración se hace clic de nuevo en Subtítulos y se escoge la opción Traducir automáticamente, aquí podemos escoger español, y aunque no es una traducción perfecta, permite entender todo lo que nos narra Brandt.


En su último libro, "This Empty World", aborda la creciente destrucción del mundo natural africano a manos de los humanos, mostrando un mundo donde, abrumado por un desarrollo descontrolado, ya no hay espacio para que los animales sobrevivan. Las personas en las fotos también suelen ser arrastradas impotentes por la incesante marea del "progreso". Cada imagen es una combinación de dos momentos en el tiempo, capturados con semanas de diferencia, casi todos desde la misma posición de cámara bloqueada. Inicialmente, se construye e ilumina un conjunto parcial. Siguen semanas, incluso meses, mientras los animales que habitan la región se sienten lo suficientemente cómodos como para entrar en el encuadre. Una vez que los animales son capturados por la cámara, el equipo del departamento de arte construye los decorados completos (sitios de construcción de puentes y carreteras, una estación de servicio, una estación de autobuses y más). En todas las fotos, excepto en algunas, la cámara permanece fija en su lugar. Luego se fotografía una segunda secuencia con el set completo y un gran elenco de personas de las comunidades locales y más allá. Las impresiones finales a gran escala son una combinación de los dos elementos.  El libro reproduce los cuadros panorámicos en tamaño máximo (30 "/ 70 cm) en los pliegos de doble página. Brandt contribuye con dos ensayos: el primero trata sobre el concepto de la serie, el segundo una descripción detrás de escena de la elaborada producción, con múltiples fotografías de acompañamiento. (Nota: todas las imágenes fueron fotografiadas en tierras de la comunidad masai local en Kenia. Después de que se retiraron los decorados y se reciclaron todos sus elementos con casi cero desperdicios, ahora no queda evidencia del rodaje en el paisaje).

BIG LIFE FOUNDATION


En septiembre de 2010, en respuesta urgente a la escalada de la caza furtiva en África debido al aumento de la demanda del Lejano Oriente, Brandt fundó la organización sin fines de lucro Big Life Foundation, dedicada a la conservación de la vida silvestre y los ecosistemas de África. Con una de las poblaciones de elefantes más espectaculares de África siendo rápidamente disminuida por los cazadores furtivos, el ecosistema de la región de Amboseli, que se extiende a ambos lados de Kenia y Tanzania, se convirtió en el proyecto piloto a gran escala de la fundación. Encabezados en Kenia por el conservacionista Richard Bonham, varios equipos totalmente equipados de guardabosques contra la caza furtiva se han colocado en puestos de avanzada recién construidos en las áreas críticas a lo largo del área de más de 2 millones de acres (8.100 km 2 ). Este esfuerzo ha resultado en una reducción drástica de la incidencia de matanza y caza furtiva de vida silvestre en el ecosistema. Big Life Foundation ahora emplea a varios cientos de guardabosques que protegen aproximadamente 2 millones de acres de ecosistema.

Podéis acceder a más información sobre todas sus campañas a través de su página web: Fundación Big Life


Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 1 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior